Inicio Actualidad Más de 600 embarcaciones chinas   pescarían ilegalmente en Pacífico Sur

Más de 600 embarcaciones chinas   pescarían ilegalmente en Pacífico Sur

191

CALAMASUR denuncia que hay una falta de decisiones en la Organización Regional de Ordenación Pesquera del Pacífico Sur y los países más perjudicados son: Perú, Ecuador y Chile que capturan el 65 por ciento del Calamar Gigante en el mundo.

La X Reunión de la Comisión de la Organización Regional de Manejo Pesquero del Pacífico Sur (OROP-PS) que se realizó recientemente a fin de discutir y aprobar mejoras a las medidas de manejo y conservación relacionadas con el calamar gigante en el Pacífico Sur quedó restringido a una sola cuota.

El presidente del Comité para el Manejo Sustentable del Calamar Gigante (CALAMASUR), Alfonso Miranda manifestó que, en la actualidad, esta pesquería cuenta solo con una medida de manejo que es limitada en cuanto a su alcance, puesto que, no limita el esfuerzo pesquero, en un contexto de crecimiento desordenado de las flotas asiáticas de aguas distantes, identificación de comportamientos sistemáticos de pesca ilegal en aguas peruanas y ecuatorianas.

Agregó que tampoco se cuenta con la cantidad de observadores mínima aceptable y es permitido hacer transbordos sin control.

En ese sentido, dijo que, en X Décima Reunión de la OROP-PS era clave para abordar al menos algunos de los problemas de manejo pesquero, pero no se llegaron a acuerdos en ninguno de ellos, dejando, en consecuencia, al calamar gigante un año más sin una gestión pesquera activa.

Al respecto, manifestó que CALAMASUR, en una Declaración presentada a la OROP-PS, formuló su más profunda decepción por la falta de adopción de las medidas de conservación necesarias para la utilización sostenible del Calamar Gigante (Dosidicus gigas) y por no reforzar las medidas de ordenación existentes.

“El principio precautorio, aquel principio básico de manejo pesquero que dice que la ausencia de información no es una excusa para dejar de tomar decisiones urgentes, fue dejado de lado otro año más” declaró.

Embarcaciones chinas

Cabe indicar que ciertas naciones con flotas de aguas distantes han aprendido a exigir información científica de la más alta calidad como requisito previo para realizar acuerdos.

“Lamentablemente, no quieren aumentar el nivel de información generado justamente para ir migrando poco a poco hacia ese manejo basado en ciencia que se espera para el calamar gigante, el stock pesquero más importante de calamares en el mundo”, afirmó el dirigente pesquero.

Miranda Eyzaguirre manifestó que, al aceptar tal posición, la organización se hizo un flaco favor al ignorar voluntariamente los claros mandatos establecidos en su propia Convención y en el Derecho Internacional, y al optar por retrasar, por lo menos un año más, tales acciones urgentes.

En consecuencia, el titular de CALAMASUR advirtió que la pesquería del calamar gigante enfrenta un peligro claro y presente de crecimiento continuo e incontrolado del esfuerzo de pesca, sin un aumento correlativo en la captura y los desembarques.

“Su sostenibilidad puede verse comprometida sin posibilidad de reparación si esta situación no se aborda. Además, la ausencia de medidas de conservación que estén actualmente en vigencia pone a esta pesquería en riesgo de ser etiquetada como una actividad ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR)”, sostuvo.

Tan es así que, en los actuales momentos, Alfonso Miranda denunció que hay 631 embarcaciones chinas que estarían pescando irregularmente Calamar Gigante en el Pacífico Sur, perjudicando a Perú, Ecuador y Chile.

En la cita, varios países miembros presentaron propuestas cuidadosamente elaboradas para enmendar algunos de los problemas identificados en las medidas de conservación y manejo relacionadas con el calamar gigante, tales como limitar los transbordos en el mar, ampliar la cobertura de observadores a bordo y cerrar la inscripción de nuevos buques de pesca de calamar en el Registro de la OROP-PS para Estados del pabellón de aguas distantes.

Miranda Eyzaguirre señaló que CALAMASUR hizo suyos y apoyó esos esfuerzos mediante varias intervenciones claras, breves y respetuosas a lo largo de las discusiones.

Con respecto a una de estas propuestas en particular, CALAMASUR expresó su preocupación por la negativa, sobre la base de argumentos frágiles, de permitir que Perú amplíe su programa de observadores nacionales, lo que mejoraría la recolección de datos y el control de los barcos de calamar de bandera peruana.

El titular de CALAMASUR sostuvo que, en la siguiente edición, se siga perseverando en la búsqueda de aprobación de medidas de gestión pesquera para la pesquería más importante de calamar gigante a nivel mundial, del que países latinoamericanos como Chile, Ecuador y Perú son responsables del 65 por ciento de sus capturas.

“Una pesquería tan importante como esa, no puede seguir mucho tiempo más sin gestionarse”, sentenció.

Datos

·         Exportaciones anuales de Calamar Gigante del Perú ascienden a los 800 millones de dólares.

·         España, China, Corea del Sur, Tailandia y México son los principales países que adquieren el producto marino peruano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí