Inicio Opinión y Entrevistas La línea del gran gallo “mágico” de Felipe “Pipo” Robles

La línea del gran gallo “mágico” de Felipe “Pipo” Robles [Artículo]

2458

Nosotros en Ica, trajimos varias líneas, varios gallos, varios animales, para ir cruzando poco a poco; pero, el gallo ”Mágico”, nace de un gallo que trajimos del Dr. Guillermo Navarro, que era un gallo “matalaché sumatra” y los cruzamos con unas gallinas que tenía mi papá, que era una Estrella Misil, con criollo….y nace, el gallo “Mágico”.  Tenía tres hermanas, nacieron cuatro en esa camada, un macho y tres hembras. Entonces, el macho, a los diez meses se va a Lima, lo llevo a un amigo Aldo Ferrari, lo lleva de pollón, entonces se quedaron las tres hermanas. De las tres hermanas, una le obsequio yo a un amigo de Ica, un gran criador de Ica….y me quedo con dos.

Entonces, esas dos hermanas del mágico, nosotros le metimos un pollón, que le habíamos puesto de nombre “Pico Mocho” que era un pollón sensacional, gran peleador, que era también, parte de línea de Pepe Olcese con algo de Germán Montes, y también con el criollo de Ica que había metido, entonces cruzo esa línea, ese gaallo con las gallinas, las dos hermanas del gallo “Mágico”.

Al nacer nacen 14 pollos de las dos hermanas. Cuando nosotros ya llegamos a tener los pollones de diez meses, doce meses, los topamos a todos, y entre ellos sobresalía uno que era negro, negro, negro….el que más sobresalía, topando y en formas. Entonces que hicimos….le metimos a la mamá y a la hermana, la tía. Las dos gallinas la metimos con ese pollón, que era, una de las dos era su madre y la otra era su tía, entonces ahí recién nosotros formamos la línea ”Mágico”.

Entonces, una cosa es gallo, de dos cruces abiertos, y otra cosa es una línea, que es la que tenemos que forjarla, aserrando, jalando características y por consanguinidad. Entonces, de ahí nace la línea “Mágico”, que hasta ahora nos perdura, desde el 1992, y hasta ahora nosotros la seguimos manteniendo en color, en forma y en pleito todavía, porque una cosa es mantener una línea, pero sin el pleito, o mantener una línea por el color pero que no tiene pleito.

Nosotros sí, hasta ahora, mira cuantos años, más de 30 años, y tenemos el tipo, el pleito y el color todavía, gracias a Dios.

Extraído del programa “Historias de Galleros y Gallos” emitido en Ponte al día Perú

Por Juan Carlos Romaní

Fotografía: Bitácora Revista

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí