Inicio Opinión y Entrevistas Carlos Adrianzén: “Perú podría llegar a una situación de hambruna en poco...

Carlos Adrianzén: “Perú podría llegar a una situación de hambruna en poco tiempo”

252

El decano de la Facultad de Economía de la UPC, Carlos Adrianzén, considera que en la actual incertidumbre, el Gobierno debe empaparse de la real situación de la economía y evaluar una forma de gestión responsable.

¿Cuán viables son las medidas económicas que anunció el presidente Pedro Castillo?

Cada vez que llega un nuevo gobierno y, en particular, el actual, se tiende a tener poco conocimiento de lo que se hereda. Tengo la impresión de que el nuevo equipo no parece tener una clara idea de la pésima gestión del ex presidente Francisco Sagasti y el ex ministro de Economía, Waldo Mendoza, y esto va a bloquear muchísimo más lo que se pueda hacer.

Lo que es peor, con las ideas que se están esbozando, que son ideas que han sido probadas en muchos países y han traído fracaso económico, la combinación hacia un mayor deterioro se hace perfecta. Sin embargo, los peruanos (me excluyo) abrigan la esperanza de que esa combinación perfecta “para mal” no ocurra. El Perú no es pobre por causalidad sino por pésimas gestiones de los gobiernos desde hace un buen tiempo.

Se plantea un shock de inversión pública para generar un millón de empleos y otras propuestas que requieren financiamiento, ¿es esto posible?

Para decir qué se puede hacer es muy importante realizar un trabajo previo basado en una evaluación cuidadosa de lo que se hereda. Creo que el que puede saber qué está pasando es quien está adentro y recibe la información. Los que estamos afuera podemos tener una visión de las cosas, pero estas podrían ser mucho peores.

Con las cifras que tenemos, los márgenes de acción del Gobierno son muy limitados y no veo financiamiento para programas fiscales masivos que no sean aquellos basados en tomar las jubilaciones de los trabajadores, porque recursos no hay. Ni Sagasti ni Mendoza fueron muy brillantes administrando la economía peruana.

¿A cuánto se habría elevado la deuda pública en el país y cuánto nos podría afectar en el corto plazo?

Si se hacen cálculos del tamaño del déficit fiscal del año pasado, su pico anualizado superó los US$ 16.000 millones. Este es el grado de irresponsabilidad fiscal más alto de la historia del Perú. Ni siquiera hoy está claro cómo lo financiaron, lo concreto es que lo tuvimos y ha sido monstruosamente elevado, nunca hemos tenido tal nivel de irresponsabilidad fiscal, y las irresponsabilidades se pagan.

¿Qué más podría hacer el BCR para atenuar el aumento de la inflación y el alza del dólar?

El trabajo que ha realizado el BCR en las últimas semanas ha sido destacado. Ante la pésima gestión de Sagasti, que generó nerviosismo, y las declaraciones del nuevo Gobierno que implican un escenario terrible para la economía, el BCR logró que el impacto sea mucho menor.

Pienso que estas son presiones desestabilizadoras causadas por las declaraciones del Gobierno combinadas con la enorme desconfianza que generó el pésimo gobierno de izquierda de Martín Vizcarra, el de Sagasti y las gestiones de los ex ministros de Economía, María Antonieta Alva y Waldo Mendoza, que fueron desastrosas, y superaron a César Vásquez Bazán en el primer gobierno de Alan García.

¿Cómo enfrentar esta situación tan difícil?

La situación es crítica y la clave está en saber qué tan crítica es. Entonces hay que hacer una suerte de auditoría fiscal. Hoy, la situación del Perú es extremadamente precaria. La auditoría tendría que hacerla el MEF y para suerte nuestra se está procurando que el presidente del BCR, Julio Velarde, permanezca en el cargo.

¿Qué consecuencias tendrá la implementación del plan de Gobierno de Perú Libre?

Una cosa es decir a los peruanos ‘no más pobres en un país rico’ y otra cosa es gobernar un país pobre que se está empobreciendo y puede ser empobrecido adicionalmente. No quiero apresurarme a dar recomendaciones sin haber hecho un estudio minucioso de la situación.

Veo crecimientos en el PBI mensual que me gustaría que se aclaren. Sin embargo, la implementación del Plan de Gobierno de Perú Libre mandaría al Perú a una situación de hambruna generalizada en poco tiempo. Pero para dar prescripciones concretas, creo que se debe preguntar a los funcionarios lúcidos que aún quedan.

¿Qué señales deben darse para generar confianza?

Basta con respetar la ley, no empeorar el marco constitucional, respetar la autonomía del BCR, nombrar funcionarios públicos honestos, capaces y no a los amigos. El Perú, lamentablemente, está en una situación económica muy inquietante.

En medio de tanta incertidumbre, espero que el Gobierno se empape de la real situación económica y evalúe una forma de gestión responsable con técnicos responsables y, en esa línea, mantener al directorio del BCR y su autonomía. Estas serían medidas necesarias pero no suficientes.

Por Laura Vásquez Torres

laura.vasquez@camaralima.org.pe

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí