Seis países europeos buscan vacunas por su cuenta

0
59

Ni Dinamarca, Austria, Polonia, Eslovaquia o la República Checa son países eminentemente turísticos, pero pese a ello se han revuelto contra la Comisión Europea y han anunciado que lo sienten mucho pero que se van a buscar vacunas por su cuenta. Estos cinco países se han unido a Hungría para comprar vacunas por su cuenta. Hungría ya lo había hecho y compró en China, que ya ha recibido y con las que está vacunando.

Por su parte, el primer ministro italiano, Mario Draghi, decidió ayer paralizar un cargamento de vacunas europeas de Astra Zéneca, que partían para Australia, probablemente generando una crisis diplomática con ese país.

Este martes, la Comisión respondió al grupo de cinco países antes mencionado, pidiéndoles comprensión, pero no ofreció soluciones inmediatas, salvo insistir en que confiaba en que su estrategia diera resultados. “La producción y entrega de vacunas es un proyecto que tiene muchos obstáculos”, dijo el portavoz Stefan De Keersmaecker en la conferencia de prensa del mediodía del martes. “Creo que hemos desarrollado una estrategia de vacuna exitosa”. Los líderes nacionales de la UE, sin embargo, discrepan cada vez más. “Total mierda”, dijo el ministro de Finanzas alemán Olaf Scholz, con unas palabras inequívocamente críticas.

“La Agencia Europea del Medicamento (EMA) es demasiado lenta”. Hay que pensar que la vacuna de Johnson & Johnson, que acaba de pedir su autorización a la EMA sólo tendrá respuesta entrado el mes que viene, dado que la agencia se toma su tiempo, que triplica tanto a la homóloga británica como a la americana. El presidente polaco, Andrzej Duda, informó que este lunes hizo una llamada telefónica al presidente chino, Xi Jinping, para expresar interés en comprar vacunas chinas.

Por su parte, Dinamarca –y tal vez Austria– negocian con Israel para usar los excedentes de vacunas que este país compró inicialmente y que ahora sobrarán. Mette Frederiksen, la primera ministra danesa, negocia quedarse con esas vacunas, pero la oposición la presiona para que se destinen a los palestinos y no se importen a Dinamarca. El canciller austriaco, Sebastian Kurz, dijo que también visitaría Israel interesado en esas vacunas o para producir otras para futuros usos.

Antes de partir para Tel Aviv, la primera ministra danesa dijo que está discutiendo varias opciones.

En ningún caso España ha mostrado interés alguno en salirse del mecanismo europeo de vacunas que no está suministrando las mismas. El director de Exceltur dijo este jueves a la prensa que “si queremos salvar el verano, España necesita cuadruplicar el ritmo de las vacunaciones”, en línea con lo que habían dicho otros portavoces del sector.

Fuente: referente.com 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí