Paracas afronta su momento económico más difícil de su historia

0
89

· Unos mil empleos provenientes de la actividad turística se perderían de persistir con las medidas impuestas por el gobierno, advirtió la Cámara de Turismo y Comercio Exterior de Paracas (CAPATUR).

El balneario de Paracas (Ica), considerado después del Santuario Histórico de Machu Picchu (Cusco), como el más visitado por los turistas extranjeros y nacionales, afronta en la actualidad, su peor momento económico de su historia en los últimos 20 años, advirtió el Presidente de la Cámara de Turismo y Comercio Exterior de Paracas (CAPATUR), Eduardo Jáuregui.

Manifestó que las recientes medidas dispuestas por el gobierno para mitigar la pandemia del Covid – 19 han conducido a una actividad turística casi inexistente del balneario con el cierre y venta de hoteles, agencias de viajes, cafeterías y restaurantes,  así como terrenos y departamentos.

“Las medidas del gobierno han sido desacertadas. Aquí tenemos una de las principales atracciones turísticas del mundo que es la Reserva Natural de Paracas (con sus respectivas playas) de unos 40 kilómetros del litoral, con un contacto directo del turista con la naturaleza, es ilógico las restricciones impuestas con el horario impuesto del toque de queda a partir de las 7 de la noche. Esas medidas están provocando el aniquilamiento (económico) a las pocas empresas del sector”, alertó.

Al respecto, señaló que pequeños empresarios turísticas han abandonado el sector debido a que “le anulan (económicamente) el verano”, teniendo en cuenta que era la temporada donde llegaba más visitantes provenientes de Lima o del exterior.

Jáuregui recordó que el año nuevo 2020, Paracas recibió a unos 50 mil visitantes y “para la llegada del año nuevo 2021, solamente estuvieron 10 mil”.

“A comparación del verano 2020, hoy estamos al 20 por ciento de nuestra capacidad. Eso significa un 80 por ciento menos de ventas a lo captado en similar período del año pasado”, estimó el titular de CAPATUR, quien calificó este panorama como “un verano catastrófico” que afrontará Paracas en el presente año.

En ese sentido, reveló que a la fecha, unos 250 trabajadores del sector han dejado de laborar y advirtió que unos 1,000 empleos se encontrarían en peligro de persistir con estas medidas que atenta al desarrollo de la actividad turística en Paracas.

En consecuencia, planteó a las autoridades gubernamentales la suspensión hasta el 2022 del pago de los préstamos otorgados por el programa Reactiva y el autoavalúo a la Municipalidad Distrital de Paracas. 

Nuevo comportamiento

De otra parte, Eduardo Jáuregui destacó el nuevo comportamiento de los visitantes de Lima que llegan para disfrutar del fin de semana en Paracas, a pesar de los inconvenientes antes señalados.

Recordó que antes llegaban al balneario iqueño un viernes y retornaban a Lima el domingo.

“Hoy, llegan a Paracas un sábado y se retiran un lunes”, el empresario hotelero.

El titular de CAPATUR afirmó que Paracas es una zona tranquila y prácticamente, no hay delincuencia.

“Es una zona veraniega y de descanso, además de ser una zona de sol y playa, los hoteles son amplios a orillas del mar y cumplen con todos los protocolos sanitarios correspondientes”, finalizó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí