Los ojos y las ventanas del alma por Francisco “Pancho” Massa [OPINIÓN]

0
278

Desde niño fui sensible. Mamá decía que mi tía Eloisita le había dicho que ella podía “ver detrás del alquitrán” , es una habilidad especial de darte cuenta de las cosas , una especie de percepción que va un poco más allá de los cinco sentidos.
Esta pandemia que nos mantiene a todos con los rostros cubiertos a unos más que a otros, pero a todos cubiertos, nos deja ver solo los ojos. Alguna vez leí que los ojos eran las ventanas del alma. Que mirando a los ojos de alguien a través de ellos les podías aguaitar el alma.
Hace dos días un empresario anónimo nos regaló 10 millares de mascarillas KN-95, las mejores para uso civil. Nos dio libertad en el criterio del reparto, la única condición fue nunca revelar su identidad. Otro empresario Piurano comprometido con su región nos contó cómo ellos, que van delante de nosotros en esta pandemia, habían hecho para fortalecer el frente de esta guerra. Se tenía que fortalecer a las primeras líneas. A los policías. A los médicos. A las enfermeras. A los técnicos. A los serenos. A los bomberos. A los trabajadores de limpieza pública. Y así lo venimos haciendo.


Hemos entregado directamente a más de 2,000 policías de Ica y sus trece distritos. Casi 1,000 entre médicos, enfermeras y técnicos de los centros de salud de los distritos, muchos de ellos los más alejados. Y 1.000 entre seremos, personal de limpieza de Ica, de distritos y de centros poblados.

En estos días hemos visto miles de ojos. Hemos aguaitado y visto miles de almas. Hemos escuchado cientos de historias. Todas y cada una de ellas especiales. Estamos seguros que con muchos de ellos no nos volveremos a ver nunca más. Mucho

s de esos ojos cuando se descubran de la careta y de la máscara ya no se les podrá reconocer .
Pero nos quedamos con los ojos del Comandante de los bomberos. Con su expresión de asombro cuando le tocamos la puerta de su estación para decirle que le estábamos trayendo una donación de mascarillas para ellos. Sus ojos se aguaron. Tuvo que esforzarse para que sus lágrimas no lo delaten. Dice que durante la pandemia no es común que les toquen las puertas para llevarles donaciones. Nos contó un poco en broma un poco en serio que la mascarilla descartable que él lleva la está usando durante toda esta pandemia. Nos contó del bombero caído por covid . La emoción que vimos en sus ojos me la llevo conmigo. Como me hubiera gustado no haberle hecho recordar que no nos podíamos abrazar cuando él se lanzó hacia mí con sus brazos abiertos. Dios; como necesitaba ese abrazo. Lo hice para cuidarlo. Él ya es mayor. Como extraño los abrazos.
Nos fuimos a seguir fortaleciendo la primera línea de esta guerra. Y me quedo con los miles de ojos agradecidos. Me quedo con la expresión de los ojos del bombero que me permitió aguaitar y conocer un poquito del alma de un bombero.

Ayer me recordé a mí de niño. Recordé cuando jugaba con mi hermano Ramón con carritos de bomberos. Ayer recordé que desde niño quise ser bombero.

Ica, Perú 25 de agosto del 2020

Francisco “Pancho” Massa

*NOTA DEL EDITOR: Las opiniones vertidas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor. PontealdiaPeru.Pe no se solidariza necesariamente con las mismas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí